música

He estado unos días fuera en el mar azul de mi sitio. Otro día hablamos de lo bueno que es tener un sitio y no andar de aquí para allá como que se te hubiera perdido algo importante hace años y tuvieras que encontrarlo. A la vuelta, un amigo mío que me atiende de todo menos de lo suyo ( Dr. Cortiñas, urólogo ) me tenía preparado unos libros porque sabía que venia seco y estaba pasando una mala temporada sobre esto. Entre ellos me ha dado una novela para mí desconocida de un autor al que había leído su primer título con verdadero placer. » Una música constante» se llama y el autor, Vikram Seth. Sin duda una de las obras mas delicadas, originales e importantes que he leído en mi vida. Trata sobre una pianista sorda, por decir algo.

¿Que tienen estos libros que nos impactan tanto?. Desde luego un momento oportuno en el que llegan a nosotros, su contundencia de obra acabada y cerrada fuera de la precipitación del encargo o la exigencia del agente, una historia importante que no puede convivir con el autor sin ser contada, y una estructura interior que nos permita vivirla desde cualquier punto que elijamos para mirarla. Poco mas tengo que decir.

Como comprenderán aumentan mis deseos de no hacer ruidos innecesarios es los próximos meses o años. Veremos en lo que queda el deseo y la decisión que lo sustenta. ! Ah ! una cosa, no se les ocurra leer el libro. Mucho mejor saber que existe y , a diferencia de las personas, va a esperarnos el tiempo que sea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.