sangre

Por el río de la sangre baja el destino. Borjes lo dijo muy bien en una milonga cuchillera: el destino no hace acuerdos / y naide se lo reproche / ya estoy viendo que esta noche / vienen del sur los recuerdos.

El otro día, en la despedida de un buen amigo antes de su matrimonio, soltaron una vaca para homenajear su pasión torera, su dedicación profesional a tan delicado tema. Víctor Vázquez , profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla, y presente en el libro de los animales de próxima publicación en esta casa, no se ha puesto nunca delante de un bicho. Solo videos y fotografías de Manolete. Salió adornándose con unos lances al delantal mientras abrían la puerta de la verdad y dejó que la vaca dieran un par de vueltas al pequeño ruedo. Luego citó de muleta, la dió un poco de aire, miró al tendido de los amigos y soltó de la entrañas de su cuerpo cuatro derechazos, tres naturales y par de ayudados por alto de los que se ven pocas veces en una tienta. Tal cual se lo cuento. Para rematar se fue a por el organizador y muy torero cedió los trastos y dijo:

No tiene un pase más el animal. Es toda tuya.

Ahí es na el tío.

Meses atrás en una cena de trabajo ví también a un amigo mío hacer algo parecido. En pleno tratatamiento de quiminio se arrancó por una rumba flamenca que hizo silencio en medio aquella algarabía sin sentido. Había tanto arte en aquel cuerpo maltrecho que una que andaba por allí dijo a la amiga:

Yo saldría todas las noches solo por ver bailar al gachó.

Ya se sabe . La sangre tiene razones que hacen engordar las venas/ pena sobre pena y pena sin que uno pegue el grito…

! Que hubiera sido de nosotros si hubieramos oidos las voces de la sangre antes de empezar a protestar por la presencia del destino !.

Cosas de flamencos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.