incombustibles

Acepto la presentación de una jornadas de la memoria histórica memoria sobre la transición en la ciudad impar porque hace unos años publicamos un libro al respecto, y poque me lo pide mi hermano Javier, viejo militante del PCE que casi le quita la vida. Me termina de convencer una joven profesora universitaria , coordinadora de la actividad, en un bonito paseo por el campo a base de inteligencia y amigos comunes.
Desastre total. Aparece una señora que presenta un documental sobre la época con la siguiente teoría : el golpe triunfó y desde entonces vimos de rodillas , bajo la bota de los militares, oligarcas y el fantoche del rey ( todo literal ). Las revindicaciones del pueblo y de los pueblos de España duermen el sueño eterno por falta de conciencia revolucionaria. Todo está pendiente.
Cuando terminó la cosa eran las diez y diez de la noche, sin coloquio, claro. No había tiempo. Lo mas que les dije es que yo no iba a cenar porque tenía que levantarme pronto.
Lo digo desde aquí:
Soy un espeñol de perfil bajo. Necesito de los partidos de fútbol para sentir la bandera y el himno. No me siento secuestrado por ninguno de los que dice la señora. Tengo al Rey como un buen símbolo de lo que ha pasado y le agradezco su trabajo. Vivo en un país que me gusta tanto como la vida. Espero las estaciones con la tranquilidad de que están garantizadas y afronto los problemas de los nuevos tiempos lo mejor que puedo. Me represento a mí y voy tirando. Soy agradecido con la democracia. Gracias a ella el territorio y esta ciudad dan gusto.
De ellos mi limito a pensar que tenían que estar prohibidos. ! Joder que plastas !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.