futura

Se me ha ido buena parte del fin de semana en enredar con una biografía de un maestro tipógrafo alemán llamado Paul Renner que inventó un tipo de letra llamada «futura» que ha tenido mucho predicamento antes y después de la era digital sobre todo en cuanto cartelería y diseño se refiere. El aprender como primero se dibuja la colección, como se ultimaban las mayúsculas, los acentos y todo me han devuelto al frescor del oficio y mis días del periodismo cuando pasaba horas en los talleres esperando que me enseñaran algo que ellos guardaban celosamente como un tesoro.

Todo porque va llegando la hora de ocuparse de la forma del libro quizás más importante de la colección , esta conversación sobre política con mayúsculas que esta sostenido con la generosidad propia de los sabios uno de los personajes secretos de la época; Jesús Quijano, la sombra ma atrayentes del Felipe González, presidente. Hay que buscarle cubierta, camisa, caja, tipos, maquetación y albúm. Hay que acertar con su forma. hay que cuidar de él, vestirlo y presentarlo como es debido. Llegados estos momentos el escritor se siente alguién. Y no vean lo bien que le sienta al cuerpo eso.

También, después de años, he logrado entrar en la biografía de Astrana Marín sobre Cervantes que tanto me costó encontrar, y pagar, en su día sin que hasta el momento hubiera logrado hacerme con su manera de decir sobre el personaje mas atrayente que conociera nunca. Ha sido en un pasaje sobre la vida de Cervantes en Esquivias, donde pudo encontrar las raíces de su Quijote en un antiguo familiar de su mujer que terminó profesando las órdenes religiosas. Una mezcla de erudición, genealogía, reflexión y cariño del biógrafo me han ligado al texto con un lazo fuerte y cercano, como si de un viejo lugar conocido se tratase. Un buen augurio, para el final de año.

Ya lo ven, ahora me ha dado por los libros. No quiere decir que no haya salido al campo, ni que no haya visto fútbol, ni que no haya comido nada rico. Solamente que cuando hay dudas, uno vuelve sobre los libros.

Como Pulgarcito con sus garbanzos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.