Último

A ciertas alturas las palabras empiezan a encajar como anillo al dedo. Mañana se presenta el último libro de la casa. El último. Ya les digo que cada vez se va pareciendo más la palabra a lo nombrado.. Mengua la cuenta de resultados, mengua la ilusión, mengua la capacidad y se va haciendo demasiado tarde para todo.
Vengo ahora de visitar las últimas librerías , la última entrevista,  de hacer el último contacto telefónico. Los libreros te miran con asombro, cuando no con enfado, por la resistencia inútil a la que entienden que te has entregado. Los periodistas no se han leído el libro y cuando acabas con el telefóno te das cuenta que te has quedado sin llamar a Ramón Abril que te apetecía tanto. Basta dices. Ya no más. Lo que sea será. Ya no hay tiempo.
El caso es que sabes que hay un texto que te ronda, que puedes ser el bueno, que al mejor. Sabes que todavía queda algo en alguna recámara.
¿ Porque entonces el último ?.
Hay una promesa oculta tras el cierre del telón. Un tiempo fuera ya de cualquier aspiración. Una opción de volver hasta el lugar donde habita la gratuidad y el silencio.
Va siendo el último porque ese tirón es cada vez más grande. Más auténtico. Un lugar desde donde ver la media verónica de Morante.
Mañana en la presentación les echaré de menos. Un saludo.

6 comentarios

  1. ¡Enhorabuena por la presentación de ayer! Magnífica la intervención del autor (se nota que fue jesuita)y su apuesta por la ciudadanía como único antídoto contra la crisis. Lo peor, el Pica vendiéndonos de tapadillo sus políticas (modelo territorial y esa cuchufleta del Gobierno Abierto)y el tono demagógico reconciliacionista de las intervenciones. Ahora a leernos el libro. Un saludo.

  2. ¡FELICIDADES, EDITOR !.Cuando hay motivos tan especiales por los que no editar más libros no nos queda otra que decirle"¡MUCHAS GRACIAS !. Pero no nos eche de menos, porque siempre estaremos con Vd., de verdad. En relación a lo comentado, yo abogo por lo comunitario: todos , con todo, desde y para todos. Ciudadanos del mundo RURAL y urbano tratando de hacer las cosas de forma diferente y, además, seguro que sin algunos mejorándolas.ME APUNTO.

  3. Desde luego que sí, tanto la propia participación comunitaria como las acciones de orientación a los ciudadanos, para que ellos mismos sean los protagonistas, debería ser el eje central de cualquier modelo.
    La participación que, ellos, es decir, los ciudadanos,desarrollen en los servicios públicos es un derecho amparado por las leyes.
    Mucha éxito con sus libros y en su vida. Lo mejor para Vd. Sr. editor.

  4. Los Consejos de Participación Ciudadana deben de tener carácter consultivo y resolutivo, no solo informativo. Por otro lado, a nivel institucional, se debe de fomentar la creación de comisiones que tengan como objetivo principal un trabajo común entre los técnicos de las administraciones y los ciudadanos. Pero es muy importante que, los políticos consideren luego sus conclusiones y propuestas.

  5. Antonio Machado en su Juan de Mairena escribió esto que, creo, refleja muy bien la idea de su último libro "Digámoslo retóricamente: ¿De qué nos servirá la libre emisión de un pensamiento esclavo?". La libertad del pensamiento queda amparada por la propia democracia, pero es necesario desaprender ciertos modelos de participación erróneos que hemos utilizado hasta ahora. Y para ello, lo que realmente sirve es: fortalecer la comunicación entre las personas que dirigen los estamentos públicos y los ciudadanos, facilitar espacios de acercamiento y romper, de una vez por todas, con las barreras del poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.