futbol

Empezó la liga, acabó el verano. Fin de las medias tintas, de las hamacas, la nivea y los flotadores de los niños. Llega el tiempo de los conejos, conviene despertarse y abandonar las músicas engañosas y el coqueteo. Fuera mediocres.
» Porqué no eráis ni fríos ni calientes estuve a punto de vomitaros», dice el Señor.
Habrá durante unos días actuación del coro de los grillos que cantan a la luna y las petardas volverán con los argumentos de los 22 tíos en calzoncillos. Los petardos pondrán el grito en el cielo por los millones de los fichajes, descubriendo que a los únicos que emborracha el dinero es a ellos. Luego llegará el silencio, saldrá el del pelo rizado y pondrá a cada uno en su sitio.
» La liga ya está aquí. Novela de miles de páginas con cientos de argumentos cruzados y un solo final. Por ella desfilarán hombres que nos hablarán del mérito, la fustración, la revancha, la tenacidad, el trabajo, el euipo, el azar; el éxito y el fracaso».
Me gusta el fútbol. Cada año me gusta mas el fútbol. No es extraño que se parezca tanto a la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.