Dersu Uzala

He estado releyendo durante el fin de semana la mganífica historia de Dersu Uzala , el cazdor de la taiga rusa , a quién retrató con la dulzura íntima de la amistad Vladimir Arseniev , el militar ruso con el que compartió vida y aventuras. Si recuerdan a comienzos de siglo pasado varias expediciones cartográficas comandadas por Arseniev viajaron por la estapa siberiana para conficionar unos mapas imposible que reflejaban un territorio sorprendentemente lleno de vida y de tigres. Las enseñanzas de Uzala, su filosofia, su visión del mundo, conmovieron al comandante quién se vió impelido a contarllo en dos libros que son ya clásicos en el mundo de la lectura.
Estos libros son necesarios. Por encima de los volumenes que van vomitando al año los ecritores de guardia, estos libros únicos, tan necesarios para el autor como para el lector que se los encuentra, son siempre bien recibidos en un mundo agobiado por el papel y por las publicaciones inútiles.
» Beber a los cicuenta » el nuevo libro de la casa parece que ha caído de pie. En la vieja línea de los libros únicos frágiles, como Uzala para resistir el viento helado de la taiga, el texto de Roberto Olmos merecía convertirse en volumen y así lo ha hecho. Una revindicación de la edad, de la calidad, de la mesura, de las grandes ginebras y del rico entramado social que sustentó el beber durante años, frente a la barbarie del botellón y los que lo prohiben.
Tomando el trago corto que preparamos ( Beefeter-24 con Feaver Tree ) , viendo a la gente gozar del encuentro, a uno de le venía a la cabeza la idea de que no está mal poder seguir haciendo libros.

Comentarios

  1. Podía haber publicitado aquí la presentación de "Beber a los cincuenta", hombre. Imagino que tratará del botellón y los cachis de calimocho, ¿no?

    Me encantó la peli Dersu Uzala pero los libros no los he leído. Tomo nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.